Casas prefabricadas en Argentina: ¿Hay realmente ahorro en la adquisición de una casa prefabricada?

Actualmente, en Argentina y el mundo, la construcción de casas prefabricadas ha logrado incorporar mejores materiales y procesos en la fabricación bajo condiciones controladas. Esto, en los últimos años, se traduce en mayor eficiencia para dar a los consumidores el mejor valor a la vivienda accesible.

¿Hay realmente ahorro en la adquisición de una casa prefabricada?

Hoy en día las casas prefabricadas se construyen con especificaciones controladas en todo el proceso, pudiendo cubrir los más variados diseños arquitectónicos. Estilos modernos de vanguardia pero también tradicionales.

Vayamos al grano, hoy la gente está buscando el valor por cada dólar gastado, y las casas prefabricadas (o también llamadas modulares) ofrecen lo que veremos a continuación:

Pueden ser construidas más rápido

Las casas prefabricadas de principio a fin se pueden construir más rápido, porque la mayor parte de la construcción, incluyendo electricidad y cañerías de agua y gas son terminados con arreglo en la misma fábrica.

Todo está planeado y ejecutado en la fábrica, incluyendo la instalación de armarios y puertas. La mayoría de los accesorios, de plomería y electricidad están en su lugar antes que la casa abandone la fábrica.

(A saber: No en todos los casos estos servicios se ofrecen de manera integral. El cliente elige si quiere instalación de servicios completa o si lo hace por su cuenta. Esta modalidad es válida para un sin fin de opciones de acabado.)

Cuando llega la casa prefabricada al lugar establecido, el terreno en cuestión, hay menos trabajo para los contratistas y subcontratistas. Esto ahorra mucho tiempo debido al clima y al devenir de inconvenientes eventuales que siempre parecen surgir con la construcción tradicional.

Eso significa un ahorro de tiempo y como todo el mundo sabe, el tiempo es dinero, especialmente en la construcción de casas.

Si ahorras tiempo en poseer la casa, ahorra dinero

Vamos a ejemplificar con dos casos. En el primero una pareja que adquiere su nueva casa prefabricada para vivir en ella y dejar de alquilar. El hecho de poder habitar su casa rápidamente, probablemente en 1/3 el tiempo que hubiera llevado la construcción tradicional, significa que todos esos meses que se ahorran de alquiler quedan en su propio bolsillo.

En el segundo caso, una pareja decide construir a partir de un préstamo bancario. Su objetivo es invertir en la casa para luego obtener un beneficio al alquilar dicha vivienda.

El tiempo de  construcción tradicional puede rondar de 6 a 12 meses. Es decir que en todo ese tiempo ellos no podrán disponer de la vivienda para recuperar su inversión y deberán desembolsar el costo del préstamo cada mes.

Considere cuánto ahorrarán si el tiempo de construcción se reduce a 2 meses. En conclusión, con la vivienda prefabricada, la pareja comienza a obtener beneficios al tercer mes, lo cual les permite afrontar el pago del préstamo y/o quedarse con las ganancias.

Esto puede ser clave sobre todo para una pareja que no cuenta con suficientes ahorros para «aguantar» por mucho tiempo sin obtener beneficios. Sobre los proyectos de mayores dimensiones, el ahorro será aún mayor.

Menos materiales desperdiciados: Calidad

Debido a que las casas prefabricadas se construyen bajo condiciones controladas dentro de la fábrica, la pérdida de material se mantiene al mínimo. En las obras de construcción convencionales, las pérdidas pueden sumar miles de dólares, debido al mal tiempo, al robo/hurto/destrucción de material o infraestructura de la vivienda, al error humano y la calidad de mano de obra.

Por este motivo, en una casa prefabricada cada dólar gastado redunda en una mayor calidad de construcción. Ya que la elaboración de cada una de sus partes se ha visto sometida a una estandarización y proceso de calidad propio del fabricante. Nota: esto por supuesto dependerá de escoger un fabricante que asegure dicho estándar y calidad.

Mejor calidad es ahorro energético a largo plazo

En el párrafo anterior expusimos la mejora en calidad de una casa prefabricada. Esto nos lleva sin lugar a dudas al ahorro energético. Muros mejor aislados, techos con una transmitancia de calor reducida nos asegura un gran rendimiento termo-acústico. Lo cuál se traduce en menor costo de calefacción en invierno y acondicionamiento de aire en verano.

Además, debido al uso racional de los materiales y menor desperdicio, la construcción posee menor huella ecológica, lo cual redunda en beneficio para el medio ambiente.

Conclusión

Las ventajas son muchas, la economia se tambalea y a menudo cuando se adquiere una casa prefabricada los riesgos son menores, es decir, usted ya sabe exactamente cómo va a quedar la casa y exactamente que día la va a tener finalizada.

Las casas prefabricadas han recorrido un largo camino desde su primera concepción. Si te encuentras en la búsqueda, es importante tomarte tiempo en evaluar la calidad que ofrece cada fabricante.

Sin duda, aunque a veces resistidas, las casas prefabricadas poseen la más alta calidad de construcción de acuerdo a lo que se está buscando.

4 comentarios sobre «Casas prefabricadas en Argentina: ¿Hay realmente ahorro en la adquisición de una casa prefabricada?»

Responder a Marcos R. - LaPrefab.com Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *